Violetta Berger - Logo
Violetta Berger
Violetta Berger se presenta

¡Bienvenido/a! Déjame presentarme brevemente:

Violetta con caballo

Soy Violetta Berger y nací en 1970 en Düsseldorf, Alemania.

Estudié allí Biología y finalicé la Licenciatura de Biología en el año 1995. Mi pasión siempre habían sido los animales y por lo tanto decidí combinar mi hobby con mi profesión y dedicarme a la tenencia y formación de caballos respetando el bienestar de los animales.

Estable y lugar de enseñanza Langenfeld (Alemania)

El camino hacia la educación en Tellington

Realicé unas prácticas con Bibi Degn que se dedica desde el año 1996 a la dirección del TTeam-Gilde en Alemania.

Allí aprendí el método Tellington y el Centered-Riding en el uso diario al formar y domar varios caballos pura sangre y me fascinó lo tranquilo y poco complicado que se desarrollaba todo aquello (por cierto, uno de los caballos era Rockette, véase Instalaciones & caballos). Tardé muy poco en darme cuenta de que esta forma de trabajar con caballos era lo que quería hacer.

Después empecé en seguida con la formación en el método Tellington que terminé 1997 como Tellington-Practitioner. Desde entonces soy miembro de la TTEAM-Gilde e.V. y trabajo como autónoma formando caballos y jinetes. Los conocimientos adquiridos durante la carrera me permiten complementar mi oferta mediante cursos de teoría en relación con temas diversos

Entrenamiento adicional

Cada año participo en varios cursos del método Tellington (Tellington-Practitioner 3 desde 2011) y de otros métodos parecidos como por ejemplo la equitación Chiron, Centered-Riding, Connected-Riding y me sigo formando mediante literatura especializada y trabajos científicos en relación con el caballo.

En el año 2013 absolví una formación en homeopatía clásica y naturopatía en una institución especializada en Alemania (BTB).

Soy miembro de LAG, una organización alemana dedicada a promover la tenencia de caballos en cuadras abiertas con posibilidad de moverse, poseo una cuadra según las directrices de la LAG y soy miembro y cooperante del VFD, la asociación de jinetes aficionados de Alemania.

Claridad...

Todas las órdenes y ayudas que doy a un caballo o al jinete tienen que ser claras e inequívocas. A menudo el caballo no entiende lo que le estamos pidiendo lo que se interpreta como desobediencia.

Doy señales claras y sencillas que entienden tanto la persona como el caballo y que tienen en cuenta las características del comportamiento natural del caballo, las particularidades de sus sentidos y la forma en la que se tratan los estímulos en el cerebro equino.

El concepto de trabajo para cada caballo tiene que seguir una estructura clara. El jinete tiene que entender el sentido de cada ejercicio y de cada lección.

Respeto...

Ni al jinete ni al caballo se le exigen cosas que no puedan hacer debido a su estado físico o psíquico o para las que tengan que sufrir miedo o dolor. Se respetan las necesidades naturales del caballo que son bien diferentes a las nuestras. Eso implica tener en cuenta también la tenencia y la alimentación del caballo.

Los objetivos de la formación se ajustan a las posibilidades individuales.

Se realzan las posibilidades que tiene cada uno, no sus déficits.

Alegría...

Todo lo que hagan el jinete y el caballo debe causarles alegría. Para el trabajo es básico motivar la colaboración voluntaria mediante el refuerzo positivo. El camino es la meta.

Me encantaría poder acompañarte a ti y a tu caballo en una parte de vuestro camino.
Salome Berger con Sina

Caballos propios

Si hace falta, mis dos caballos me apoyan durante las clases. Con ellos he probado todos los métodos que aplico hoy día y son mis profesores más importantes que siempre muestran una reacción clara ante mi trabajo.

Los uso siempre para mis cursos Angie para niños y están disponibles para el trabajo pie a tierra y los cursos TTouch®.

A pesar de su avanzada edad ambos están sanos y se pueden montar (Sina * 1984, Rockette* 1989) y les gusta el trabajo con las personas. Cuando llego con un grupo de personas al picadero, los caballos se acercan curiosos esperando los TTouches®.

La formación según el método Tellington consigue unos caballos extremadamente fiables que se convierten en compañeros de toda confianza incluso para niños hasta muy pequeños y adultos novatos en el trabajo con caballos (trabajo pie a tierra).


Cuadra LAG y lugar de las clases

Mis dos caballos y un caballo en pupilaje disfrutan de una amplia cuadra abierta con un concepto de cuadra de movimiento (superficie total con box y espacio exterior aprox. 700 m2 según los concepto de la LAG).

Para poder aprovechar la superficie de forma óptima, animar a los caballos a que se muevan y mantener los caminos cortos para las personas, se concibió la cuadra con espacios diferenciados para comer y descansar con un almacén que los separa. El picadero de 15 x 30 m con arena especial forma parte del camino entre los espacios para comer y para descansar y se puede separar por completo si es necesario obteniendo un camino más pequeño.

Si tenemos caballos en doma o de participantes de cursos mis caballos les ceden gustosamente parte de su cuadra y de su espacio exterior. En temporada los caballos pueden pasar algunas horas en el prado. A los participantes en los cursos no les espera una hípica al uso sino un pequeño oasis privado que ofrece mucha tranquilidad y espacio para los deseos individuales.

Mi objetivo es el bienestar de caballo y jinete, un aprendizaje intenso pero también el relax y poder alejarse de la vida cotidiana que en mucha ocasiones supone mucho estrés.

Los caballos de Violetta